Panico en el Congreso

Panico en el  Congreso

LA ENCANTADORA INOCENCIA DE VICTOR - ILOCA

Loading...

CORTES Y DESVÍOS EN LA RUTA 5 SUR

http://maps.google.com/maps/ms?ie=UTF&msa=0&msid=113716870702282583875.000480af8bc480bc2b82c

LA IMAGEN QUE HABLÓ AL MUNDO

LA IMAGEN QUE HABLÓ AL MUNDO
Roberto Candia, Agencia AP. Foto tomada en Pelluhue, Región del Maule.

LA HISTORIA

Loading...

jueves, 18 de marzo de 2010

AQUI IMAGENES DE MI CIUDAD NATAL...TALCA

http://www.fotos.emol.com/?G_ID=13649

http://terremotochile.com/fotos-de-talca-tras-el-terremoto/

http://megagalerias.terra.cl/galerias/index.cfm?id_galeria=48753

http://www.lanacion.cl/noticias/site/artic/20100228/pags/20100228110225.html

http://vasquezparra.co.cc/2010/03/fotos-del-terremoto-en-talca/

VIVENCIA QUE NO SE PUEDE TRASPASAR

No hay nada, NO HAY ABSOLUTAMENTE NADA, que permita imaginar lo que es "in loco" un terremoto o un Tsunami. Pueden leer, pueden ver fotos. Eso es ...NADA.

El terror de la experiencia solo lo conocen quienes lo experimentan. Al resto les queda solo el asombro de lo desconocido.

Es por eso que pongo en este Blog algunas historias de sobrevivientes. No es por morbo. Es, un poco, para mostrar el horror que esto puede llegar a ser...solo mostrar un poco.

VICTOR DIAZ APODADO EL "ZAFRADA"

Victor Díaz . Este niño encantador contó su experiencia en Constitución. Al pronunciar "frazada" (cobertor), se equivocó y dijo "zafrada", motivo suficiente para que los medios, tan obtusos, lo apellidaran con este mote.

Vale la pena ver su testimonio. La ingenuidad de Victor es una pequeña alegría en medio de tanta tristeza que ha azotado este país.

El muestra lo que fue su escuela y cuenta lo terrible que ha sido para él perder su mejor amigo porque se fue a vivir a otro lugar.

Vale la pena verlo...




http://www.youtube.com/watch?v=EiQnPdA2RFI



QUIERO QUE LEAN ESTO 1

RECUERDEN, EL TERREMOTO FUE A LAS 3;34 am. EL MAREMOTO, EN LA ISLA, 1 HORA DESPUÉS.

LA ISLA DE Juan Fernández sale a flote

Cuando el maremoto le pegó una mascada a la isla de Juan Fernández, se llevó a varios isleños. Algunos murieron. Otros desaparecieron.

El océano está tranquilo, el sol bien fuerte y Juan Fernández, majestuosa a la distancia, va quedando atrás. Son las 11 de la mañana del 5 de marzo, y Marcelo Rossi -moreno, por estos días serio, buzo, dueño de la empresa turística Refugio Náutico, 13 años de residente en la isla- pilotea un bode zódiac y se adentra en el mar. A su lado, mirando atento el agua que tanto conoce por arriba y por abajo, lo acompaña su colega Pedro Niada, hace diez años residente de Juan Fernández, operador turístico también y dueño de lo que era el hostal-casa Pez Volador.

A lo lejos se ve algo flotando. Marcelo acerca el zódiac. Es un gran pedazo de zinc y madera, navegando como una balsa a la deriva.

"Este es mi techo", dice Pedro.

Es viernes, ya han pasado siete días desde que un terremoto azotó a Chile, haciendo que cuarenta minutos después el mar se tragara la bahía Cumberland en Juan Fernández, dejando media isla desolada y media isla intacta, y a varios hostales, a la municipalidad, la iglesia evangélica y cincuenta casas y más negocios quizás dónde.
Y porque con esa mascada el mar mató a diez y, además, todavía no devuelve a otros seis, los buzos isleños abren los ojos en el agua para encontrar cuerpos en vez de langostas, antes de que pasen más días y el Pacífico no los devuelva más.

Hasta el jueves, eran ocho los desaparecidos, pero Maite Arredondo Recabarren, de 13 años, apareció en una desembocadura. Su funeral se hizo en el cementerio, ya más limpio de escombros. En la noche apareció Matías Brito, de ocho años, uno de los tres alumnos de segundo básico que desaparecieron. Salió a la superficie cerca de la fragata Condell, que hoy, junto a la fragata Latorre, custodian la isla desde el mar. Esta mañana su cuerpo volaba en un helicóptero, junto a su familia, para ser sepultado en Valparaíso. Se suman a la lista de muertos que incluye a varios isleños y a turistas, como la bióloga marina Paula Ayerdi.

Marcelo y Pedro están en el zódiac junto a Rosa María Recabarren, isleña morena y buenamoza, aros de estrellas y anteojos de sol. Cuando llegó la ola estaba acompañando a un grupo de cuatro españoles en una excursión en un punto de la isla llamado Puerto Francés. El mar se llevó sus carpas; tres se salvaron y uno, Miguel Marín, sigue sin aparecer. Así que estos amigos se adentran en el mar y rodean la isla, lento, mirando al fondo a través del agua translúcida, calipso, creyendo ver algo aquí y acá. Ayer Pedro hizo algo parecido, acompañando a Juan Cristóbal Sotomayor, turista que ha limpiado cada esquina de la isla para encontrar a su polola, Angélica Pérez.

Un pez volador salta por encima del agua. El zódiac da la vuelta y se encamina de regreso al muelle. En medio de los marinos, de los botes, de las toneladas de ayuda que llega desde el continente, se suma al grupo Germán
Recabarren, "nacido y malcriado en la isla", dueño de la empresa turística Marenostrum. Aparece además Willie Martínez, dueño de otra insigne hostería desaparecida, quien también estaba en el agua buscando a su nieto, Joaquín Ortiz. Tenía ocho años y le decían "Puntito". Willie, hombre de la isla, cara curtida por el sol y el tiempo, rumia el nombre de su nieto y se pone a llorar.

Germán Recabarren, Marcelo Rossi y Pedro Niada parten junto a otros buzos y amigos a los escombros donde hasta hace una semana estaba la casa de Willie, y donde hoy los espera Jimena Greene, su mujer, con un Perol, una especie de cazuela de langosta. Todos se sientan entre las maderas, los fierros, las casas retorcidas, a almorzar. Corre un bidón con jugo de naranja.

"¿Nada?", pregunta Jimena. Willie contesta que no.

"Yo creo que el Joaquín se va a quedar en el agua, acompañando a los botes", dice él.
El único cadáver que flotaba en el agua esta mañana era el de un pequeño lobo de mar.

LA OLA

Ni Germán Recabarren ni Pedro Niada tienen casa hoy. Marcelo Rossi perdió todo lo demás, negocios, motos, equipos de buceo. Hace una semana estos tres colegas eran representantes del turismo en la isla, y eran en parte responsables de convertir a Juan Fernández en un destino aventurero internacional. Germán, Pedro y Marcelo se han convertido ahora en damnificados, en rescatistas improvisados de sus conocidos y familiares y en sobrevivientes; los tres escaparon la ola de milagro.

Pedro Niada lo hizo flotando. Desde 1992 que visitaba la isla; le gusta el buceo y su pasión es la fotografía submarina. En el 93 conoció a una argentina de vacaciones en Juan Fernández, Fabiana, y en el 99 se casaron ahí, en un bote en la bahía del Pangal. De a poco montaron una empresa de turismo y hace tres años tenían el Pez Volador. Han criado dos niños en la isla, Dante, de siete años y Luz, de tres. "Lo estábamos pasando tan bien", repite varias veces.

Estaban durmiendo en su casa, junto a su gran amigo Matthew Westcott, cuando Pedro despertó en la mitad de la noche y sintió que todo se movía. No entendía nada. Estaban flotando, casa entera, en el mar. Vinieron los gritos. Era un tsunami.

Tomaron a los niños y cuando se asomaron por una de las ventanas, providencialmente se les acercó un bote. "Yo digo que nos fueron a buscar", dice Pedro hoy, parado en el muelle, dándoles la espalda a los escombros de su casa. Los hombres se tiraron al agua, pasaron a Luz al bote, luego a Fabiana con Dante en la espalda, y cuando ya estaban todos arriba, la embarcación se alejó de la casa. La segunda ola los movió unos trescientos metros más de los que ya se habían desplazado, y terminaron en la playa. Subieron corriendo a refugiarse en altura.

Mientras los Niada flotaban, Marcelo Rossi y su familia estaban con el agua hasta el cuello. Los Rossi dormían en su casa a un lado de la bahía; Marcelo se despertó pasadas las cuatro de la mañana, con el distante sonido de un gong.

En la bahía, con los botes llegando a su casa ubicada a cincuenta metros del mar, daba la alarma Martina Maturana, de doce años, salvando a media isla.

"Otra vez incendio", pensó Marcelo Rossi desde su cama, al escucharla. El sonido, sinónimo de alarma, sonó otra vez. Ahora lo tocaba fuerte el cabo Ignacio Maturana, padre de Martina, quien relevó a su hija.

En la casa de los Rossi, Mónica Quevedo, la esposa de Marcelo, le dijo a su marido que escuchaba muy fuerte el mar. Él se puso una linterna de cabeza, se vistió y salió de la casa, bajando hacia el borde del océano. El mar se recogía rápido, como un río. Partió corriendo a su casa y le gritó a su señora que se estaba saliendo el mar.
Tomaron a los niños y se subieron a su camioneta.

"Ese fue mi error", dice Marcelo hoy, en el tono monótono de quien recita una experiencia traumática.

Estaban los cuatro en su vehículo, cuando se acercó el alcalde, su vecino, para preguntar qué pasaba. El agua les tocó los pies. El alcalde partió corriendo, y Marcelo alcanzó a darle la vuelta al auto y sacar a su hijo de dos años, Alessandro. Fue entonces cuando llegó la ola.

Marcelo y su hijo subieron, como un corcho, con el mar. Pasaron por encima de la camioneta hasta un árbol. Marcelo se aferró a él, y vio cómo Mónica, succionada por el agua, flotaba en un remolino, frente a la camioneta.

"¡La Isabella está adentro!", gritó ella.

Marcelo, desde el árbol, logró llegar a las escaleras de la casa de su vecino y luego subió cerro arriba hasta encontrarlo. Le pasó a su hijo, y bajó a buscar a su mujer y su hija. El agua se había retirado y su esposa no estaba. En la camioneta, mojada y llorando, estaba Isabella, de seis años. Marcelo la sacó como pudo, corrió a dejarla al cerro y bajó una vez más. Todavía faltaba Mónica.

Después de un buen rato gritando su nombre, Marcelo escuchó un débil: "Sí". El agua había arrojado a Mónica en medio del mar, donde había logrado subirse a un techo que flotaba, pensando que su hija había muerto. Marcelo, pensando que si su mujer no lograba salvarse, él no podía dejar a sus hijos huérfanos, se repitió a sí mismo que debía mantener la cabeza fría y no meterse al mar. Le gritó que Isabella estaba viva.

Después de un tiempo eterno, un bote a motor llegó hasta donde Mónica, para llevarla a la orilla. Lo piloteaba su amigo Germán Recabarren, con la cara sangrando y sin ropa.

Germán estaba despierto cuando llegó el maremoto, haciendo un disco isleño en su casa-oficina para despedir a su hijo de 19 años que partía al continente. Tocaron fuerte a su puerta, y cuando se asomó, le gritaron que arrancara, que venía una ola gigante. Él miró las lanchas estacionadas a uno metros frente a su casa, y dijo: "Esto es real".

Pero pensó que estaba a demasiados metros del mar para que llegara fuerte. Le tomó la mano a su hijo y a una amiga, mientras el agua se escurrió lentamente por los pies de su casa. Fue ahí cuando el mar subió de golpe.

"Quedamos flotando, el agua nos arrastró como 50 metros. Yo vi escombros, vi los árboles, palos que se venían encima con una ola negra, de aspecto asqueroso. Emergí como al minuto y medio, al medio de la bahía, sin ropa; esto fue como una lavadora centrífuga full", dice hoy, con puntos cerrándole la herida en su ceja.

Germán logró subir a un bote. Comenzó a escuchar los gritos de la gente, prendió el motor y siguió el origen de las voces, entremedio de un mar lleno de escombros. Había una persona aferrada a un balón de gas, una familia entera en un techo, y en otro, flotando, Mónica, la esposa de su amigo Marcelo.

Cuando a las 6 y media de la mañana, dos horas después del maremoto, volvió a tierra firme, Germán Recabarren la había salvado a ella y a otras nueve personas.

Aún no amanecía; había sido una noche eterna. Recién entonces Germán se dio cuenta que le dolía todo el cuerpo.

LA RABIA

"Ahora no sé qué hacer, estamos súper desorientados", dice Pedro Niada, parado en el muelle, a una semana del tsunami. "Probablemente no van a dejar construir ni una vivienda en el borde costero, no sé si el turismo se va a recuperar y acá va a ser difícil recomenzar, reconstruir algo, porque va a faltar mucha mano de obra. La gente va a estar trabajando en la municipalidad, la Capitanía de Puerto, los servicios públicos, hay mucho que reconstruir". La esposa de Pedro, Fabiana, ya viajó de vuelta al continente junto a sus hijos, para vivir con sus suegros mientras el matrimonio decide qué hacer. Pedro se quedó ayudando y buscando los pocos equipos que recuperan del mar; Germán Recabarren ha decidido quedarse, lo mismo que Marcelo Rossi y su mujer, Mónica, que se pasea por la isla en su uniforme de dentista con una expresión de profundo cansancio; ha tenido que identificar a los cuerpos rescatados por su dentadura.

Hoy el borde costero está regado de escombros y sobrepoblado de marinos que trabajan en la limpieza del lugar.
Las maderas útiles se apilan a un lado, y en otro, las insalvables se queman. Los isleños damnificados cortan árboles y ya comienzan a planear sus viviendas. Christian López, concejal de Juan Fernández, cuenta que todavía no hay decisiones zanjadas respecto a la reconstrucción, pero que probablemente se les recomendará a los habitantes vivir más en altura y dejar la costa para negocios; la escuela provisoria ya tiene su terreno listo arriba de un cerro, y se espera el inicio de clases para el 22 de marzo. Dice además que llegarán casas para los damnificados que no son mediaguas. Isleños más antiguos, como Willie Martínez, dicen que si los dejan, quieren reconstruir sus casas donde mismo no más.

Los habitantes de Juan Fernández comienzan a avanzar. Lo único que los detiene en su resignación son los desaparecidos, las búsquedas y la rabia contra lo que podría haberlo evitado todo: la alarma.

Aún no se sabe bien qué pasó, qué hizo que el suboficial de la Capitanía de Puerto no diera la alarma oficial, sino que después del gong, avisó gritando a algunas casas cercanas. Varios habitantes, incluido el cabo Ignacio
Maturana, llamaron por teléfono a la guardia para avisar las noticias del continente, y nadie contestó.

LAS GANAS

Son las siete de la tarde y Juan Fernández entero parece estar congregado en lo que queda de plaza, frente al mar.
Hay muchas madres con niños pequeños, que acaban de reír a carcajadas con una presentación del mimo Tuga, traído desde Valparaíso para levantar ánimos. Los marinos, cansados, retornan al muelle, y cuando los infantes de marina marchan ordenados, los lugareños en la plaza prorrumpen en aplausos y vítores.

Martina Maturana, convertida en heroína nacional gracias a la hazaña del gong, dejó hace un rato el muelle, junto a su padre, para ir a tomar una avioneta hacia el continente y llegar a la Teletón. La despidió su madre, Millene Gálvez, su pequeña hermana Antonia y su perra Mona. Martina no sabía muy bien qué se va a poner para salir en televisión; "Tanta ropa que me quedó", dijo, con la risa que todo el día le alumbra la cara.

Mientras Pedro Niada habla por celular con sus amigos de Isla de Pascua, en el muelle se cocina un Perol con un cerro de langostas. Los lugareños dicen que harán uno día por medio para los marinos. Los uniformados hacen fila, plato en mano, para disfrutarlo.

Germán Recabarren conversa con los pescadores en el muelle, cerca de las ollas. Según él, el espíritu que los inunda hoy es el de la superación. "No ha sido fácil crecer turísticamente en la isla. Hace sólo 15 años que estamos como bien organizados. Así que ver esta tragedia es doloroso, pero no desestimulante, estamos todos con las pilas puestas para hacer todo mejor", dice. "Yo perdí dos sobrinos, es más triste que la cresta, y ahora nos estamos tirando al agua para buscar los cuerpos de nuestros parientes. Pero es lo que corresponde hacer".

Marcelo Rossi conversa con los comandantes de las fragatas Latorre y Condell. Saca dos fajos enormes de dólares y de pesos de sus bolsillos: Hace un rato, un cabo de la marina ha encontrado entre los escombros su caja fuerte, con cuatro millones de pesos adentro. Aunque estaba abierta, no faltaban ni cien pesos. Marcelo sonríe, de oreja a oreja, por primera vez en el día.



TEXTO Isabel Plant, desde Juan Fernández. Diario La Tercera

HABLA PIÑERA

Quiero, al igual que mis connacionales, desesperadamente, que le vaya bien a Piñera.

  • En el tercio mas poblado de Chile, cierran empresas y dejan cesantes a miles de trabajadores. Esto significa pobreza. Solo se pueden alegrar los envidiosos.
  • Cuando comienza a llegar la tranquilidad de la tierra, comienzan a aparecer los cáculos del daño. Asustan cada vez más las magnitudes de la reconstrucción.
  • Carretereas destruídas, cientos de miles de casas destruidas, aeropuertos, pasarelas peatonales, carreteras, edificios públicos, cárceles, juzgados, hospitales, escuelas, puentes, edificios, templos, a largo de un tercio del territorio del país, más del 15% de la población del país sin techo (DIJE, SIN TECHO), en un país con un invierno "ad portas", que significa frío, hambre, dolor. REPITO...FRÍO, HAMBRE Y DOLOR.
  • No importa la solidaridad. Nadie, nadie puede imaginar como está Chile. El país que hasta hace un mes era la envidia de muchos; hoy, un tercio de él, es un territorio desolado, destruido, con cientos de tragedias personales que aún no estan contadas para el mundo... como la de Tomás en Constitución que se salvó del tsunami, no así sus abuelos. Lo último que le dijo su abuelo antes de ser separados por el oleaje del mar, para siempre, fué : "SUJÉTATE BIEN DEL ÁRBOL. NO TE SUELTES", o la historia de la anciana sorda e inválida de Constitución, de 93 años, que vió como su hija, de 75 , y su nieta, de 55, se despedían con un beso de ella diciéndole que la amaban, antes de abandonarla a su suerte puesto sabían que no la podían cargar para huir del tsunami.

ES EL HORROR EMOCIONAL

Las carreteras aún estan cortadas. espero en estos días viajar a mi ciudad natal. He visto en fotos destruida la Iglesia del Corazón de María, en donde fui bautizada y en donde mi hermana se casó. Una iglesia bellísima, majestuosa, que parecía que nada podría afectarla. Es dar una adiós a nuestra historia, a nuestros recuerdos, a parte de nuestra vida.

miércoles, 17 de marzo de 2010

HORA DE LEVANTARSE

Se necesitan Ingenieros, albañiles, carpinteros, electricistas...

Se compran: Madera, cemento, ladrillos, cables, cañerías, vidrios, fierros ...

Se necesitan empresas de demolición...

Para levantar 500.000 viviendas destruidas y reparar 1.000.000 afectadas en su materialidad...

lunes, 15 de marzo de 2010

BLACKOUT Y CANSANCIO...

El apágón de anoche que dejó a 80% de los chilenos sin energía eléctrica, durante varias horas, me provocó una sensación de cansancio. Ni siquiera fastidio. Apenas cansancio.

El ser humano va perdiendo la capacidad de asombro. Cuando las personas han sido bombardeadas con imágenes de tragedia durante 15 días, pasan a ver como cosa menor el que el país quede sin sus servicios durante 4 horas.


Ni siquiera me provoca interés mayor comentar lo extraño que fue ver como el nuevo presidente al ser abordado por peridiodistas para solicitar esclarecimientos ante la alarma pública, en las primeros minutos del apagón , se alejaba dando la espalda diciendo que las declaraciones las daría la ONEMI, u oir como las nuevas autoridades durante dos horas se dedicaron a hacer comentarios llenos de obviedades. "Parece ser..." "Es muy probable que..." "Todo indica que...". Es muy claro que no tenían idea de lo que había ocurrido. La telefonía celular colapsó de nuevo por el miedo.

Creo que nadie sensato espera que el nuevo gobierno, sin mayor cercanía con la cosa pública, se desempeñe con alta eficiencia desde el primer día, pero por lo menos uno querría que se muestren transparentes en su accionar. No intenten pasar al país una imagen de superhombres. Después del 27 de Febrero de 2010 hay cero posibilidad de que una imagen de esas sea creíble.

SON TIEMPOS EXTRAÑOS

sábado, 13 de marzo de 2010

"ARGENTINA ABRAZA A CHILE"

En estos momentos se desarrolla en Argentina un concierto a beneficio de aquellos que estan desabrigados por el terremoto del 27 de febrero en Chile.

El concierto se llama Argentina abraza a Chile.

Son tan importantes estos gestos. Son gestos de las personas a las personas, del hombre al hombre. Es bueno recibir la solidaridad de los gobiernos de otros países, pero actos como el que se desarrolla, en este instante, en Argentina, no derivan de lo políticamente correcto. Es un gesto que viene de la emoción, de la empatia, de reconocernos todos como hombres, sin fronteras y simplemente empatizar con el dolor de...otros hombres.

En general los países que tienen límites en común tienen una historia de rencillas, disputas y tontas competencias, y antiguamente incluso guerras. Y no es diferente en el caso de Argentina y Chile, en donde por épocas resentimos a nuestros amigos argentinos y en donde ahora muchos de ellos nos resienten a nosotros los chilenos. Ambos nacionales nos acusamos, mutuamente, en distintas épocas de arrogantes. Creo que siempre fueron unos pocos, los menos, los tontos de siempre. Pero tenemos historias ricas de intercambio de amistad que deja en el olvido actitudes de distanciamiento provocada, a veces, por gobernantes con propósitos excusos.

Acciones como las promovidas por León Giecco, este gran artista argentino, muestra que los hombres tenemos esperanza, en el sentido de que queremos dejar atrás las divisiones interpaíses. Que comenzamos a ver claro que el hombre es uno solo. Una especie que tiende, espero, a mirarse como iguales. No es fácil el camino puesto que todavía el planeta está amarrado a institucionalidades y desconfianzas arcaicas. Pero, un poco cada día, evolucionamos hacia la integración verdadera del hombre.

Saludo desde aquí a mis amigos argentinos Hector y Rita, que en este momento viven en Neuquén. Los conocí hace años, cuando vivían en Chile. Después del terremoto recibí un mail de Hector preguntando por las circunstancias en que lo viví.

Dejémonos de mezquindades antiguas. Nos necesitamos todos. A veces unos, a veces otros, pero la vida en el planeta ciertamente es más fácil cuando pensamos que podemos contar con la solidaridad de otros hombres, y se siente el corazón licuado cuando la solidaridad viene de aquellos que algún día miramos como nuestros adversarios...

Un abrazo para los argentinos...

viernes, 12 de marzo de 2010

SECUELAS DE TODOS LOS TIPOS. COMO ATENUARLAS.

El día después del terremoto, ante la posibilidad de que alguna réplica causase una tragedia, resolví planificar un mínimo de preparación para la noche que se avecinaba. De noche es todo más difícil, sobretodo si es que no se tiene energía eléctrica, lo cual dificulta toda acción nocturna.

Entonces, puse en mi auto, cobertores, ropa de frío, ropa interior, 1 linterna de Led, 5 litros de agua, zapatos, chocolates, vasos, 1 par de platos y cubiertos. A seguir trasladé mi auto a un lugar distante de los muros de la casa - mi casa es de dos pisos. En caso de una catástrofe mayor podría subsistir dentro del auto con elementos básicos.

Dejé, además, la llave puesta en la puerta y el pasillo liberado de cualquier mueble.

La noche del terremoto, afortunadamente no me pilló tan despreparada.
Tenía yo:

  • 1 lámpara a gas, con carga,
  • varias linternas 1 de ellas de Led,
  • pilas recargables cargadas,
  • 1 MP4 que me permitió oir noticias dentro de casa,
  • 1 Tv de conexión al encendedor del auto que me permitió acompañar visualmente el desatre.
  • tenía, además, conectado un teléfono de red fija que no necesitaba de energía eléctrica. Me explico: en mi casa tengo 4 salidas de teléfono de red fija en diversos lugares de la casa. 3 de ellos son inhalámbricos y 1 de ellos es con cable directo. Los inhalámbricos (cordless), necesitan energía eléctrica para cargar su batería, en consecuencia cuando las ciudades quedaron sin energía, también quedaron sin teléfono de red fija, y ocurre que la red fija continuó funcionando (posiblemente porque no se colapsaron las líneas justamente porque no se podían hacer las llamadas).

Percibí después como es importante acompañar lo que ocurre fuera del entorno de incomunicación en que uno queda, tanto para tomar resguardos como para la salud mental.

Lo anterior nos hizo menos penosos los días que pasamos sin servicios. Nadie se imagina como es difícil buscar cosas de noche, o usar la cocina, con una linterna.

En relación con estos temas, los celulares colapsaron en Chile. La explicación de ello, según las compañías es que la cantidad de llamadas sobrepasó la capacidad de las antenas instaladas. Sin embargo, curiosamente los SMS sí funcionaron porque tienen menos "peso" y el SMS aprovecha cualquier oportunidad para pasar en las ondas.

No es posible tener una segunda casa en miniatura, preparada para una catástrofe que nos deje sin lugar para habitar, pero si se puede estar preparado para tener un mejor pasar cuando no tienes los servicios básicos.

PARA DISMINUIR EL STRESS DE UNA VIDA POST TERREMOTO SIN SERVICIOS BÁSICOS.

Vale la pena tener:

  • Un teléfono de red fica con cable conectado, o a mano para conectar, en caso de que la ausencia de energía deje sin funcionar los inhalámbricos.
  • Una buena linterna
  • Una radio a pilas o un Mp3, o MP4
  • Pilas cargadas.
  • Una lámpara de camping
  • Si usa el celular, hágalo via SMS

PARA LAS SECUELAS GRAVES, INFELIZMENTE NO HAY PREPARACIÓN.

Una casa que se cae significa pérdida total de ropas, enseres, alimentos y muchas veces la vida. Significa perder incluso la dignidad de persona cuando no se tiene una red de apoyo. En este caso solo la solidaridad de los otros y la adecuada respuesta de las instituciones gubernamentales podrá paliar la pérdida.

HAY TAMBIÉN FORMAS DE PREPARARSE PARA QUE UN TERREMOTO PRODUZCA EL MENOR DAÑO POSIBLE EN LO QUE A VIDAS SE REFIERE.

Agunas de ellas son:

  • Practicar y practicar la operación DEISY en las ciudades litoráneas (Esta consiste en simulacros de terremotos en que la población practica y reconoce las rutas de evacuación mas convenientes), e incorporar de alguna forma a los turistas. Esto se realiza en Chile de hecho, pero es necesario que las ciudades litoráneas tengan pautas claras que les permitan declarar alertas de evacuación sin necesidad de esperar una información centralizada en Instituciones de Emergencia. En Iloca, nadie esperó instrucciones. Carabineros alertó para la evacuación, pero casi lo hizo tarde, cuando la primera ola ya entraba en la localidad. Allí no hubo pérdidas de vida.
  • Señalización adecuada de las rutas de evacuación. Esto también existe en las ciudades importantes y es fundamental para los turistas. En Pelluhue fueron tocados pitos de alerta y la población inmediatamente evacuó hacia los cerros. Allí los que perdieron la vida fueron básicamente turistas poco familiarizados con los riesgos de vivir en la costa.
  • Institucionalidad de emergencia comunicada con sistemas autónomos. Esto, lo sabemos ahora, ha sido la gran falencia en la tragedia del 27 de febrero.
  • Mejoramiento del ordenamiento legal relacionado con la fiscalización de las normas de construcción y de las normas mismas. Incluyendo aquí el aumento de multas y penalidades para las constructoras que incumplan las normas.

PARA DISMINUIR LOS COSTOS DE LA RECONSTRUCCION.

  • Instaurar el seguro obligatorio contra terremotos que hoy es opcional. Esto encarecerá la vivienda pero sin duda disminuirá la necesidad de subsidios estatales que, ante la magnitud de las pérdidas, es catatrófica para el erario nacional.

RITOS Y TE DEUM

No sé ustedes. Yo creo que es importante que las instalaciones de Gobiernos se revistan de solemnidad. De alguna forma esto es una inyección al subconsciente del nacional, en el sentido de que esta es la institución máxima. Aquí está delegado el poder de los ciudadanos y, puesto que delegamos, debemos acatar.

En el caso de Chile es más importante aún debido a que es un cambio radical, después de una coalición política que nos gobernó durante 20 años, y a que la coalición del gobierno entrante aún es relacionada, por algunos, con la dictadura de Pinochet. Ergo, se mira con una cierta desconfianza que creo francamente no corresponde a la realidad. Pinochetistas debe haber, pero creo que uno u otro sin mayor peso específico. La modernidad prima por sobre el perfil de algunos antiguos.

Los ritos republicanos deben realizarse, la liturgia del cargo debe observarse rigurosamente, la solemnidad debe estar presente, pero no sé porqué estos actos litúrgicos, Te Deums, con que en Chile siempre se terminan de celebrar las instalaciones de gobiernoss, me parecen extraños. Un poco como forzados. Como que no es un lenguaje que haga sentido para el común de nosotros. Es una mezcla de expresiones atávicas con Canción Nacional, canciones pop o folk ( en este caso Los Huasos del Algarrobal, que fueron desenpolvados de no sé donde),lecturas de deseos e intenciones leídas de manera plana por representantes de varios credos, sin empeñar en ello grandes emociones...
En resumen ...raro. No le habla a mi persona.

PÁNICO INSTINTIVO - EL TRASFONDO ANIMAL DEL HOMBRE


Las fotos publicadas en la cabecera de este Blog, ilustran lo dicho en el testimonio que doy respecto de como se vive un terremoto - en este mismo Blog "Dos minutos de Terror...".



"...cuando hay un TERREMOTO, todos reaccionamos de igual forma. La irracionalidad nos domina y nuestro instinto animal activa un chip de terror en nuestro cerebro que nos grita: corre, corre, aléjate del peligro, sin que siquiera lo pensemos. De manera animal, intuitiva, corremos hacia espacios abiertos, hacia lugares en que tengas una visión del cielo. Es pura adrenalina e instinto"


La réplica que originó el comportamiento descontrolado de los visitantes no tuvo, ni de lejos, la magnitud del terremoto del día 27 de febrero, aún siendo una réplica muy fuerte.

Las fotos hablan por sí solas. El descontrol entre asistentes chilenos e invitados extranjeros es evidente. Es la reacción instintiva, animal. Correr hacia un lugar abierto. Las miradas instintivamente, aún de aquellos que nunca habían estado en presencia de un temblor, como el Presidente de Paraguay, van hacia arriba. Es la mirada del que siente que está atrapado y que piensa que la construcción puede derrumbarse sobre sus cabezas.



Primero se observa y controla qué hay sobre nuestras cabezas, después... correr a perderse buscando espacios abiertos...

jueves, 11 de marzo de 2010

DÍA EXTRAÑO...

Ha sido un día extraño...


Es extraño dejar de ver como protagonista a una mujer símbolo, y con un gran carisma, como ha sido Michelle Bachelet.

Es extraño ver como asume la nueva presidencia Sebastian Piñera en medio de réplicas de terremoto y de nuevas escenas de pánico en el país.

Es extraño estar en un período en que el país comienza lentamente a recuperarse de lo ocurrido en las últimas dos semanas, en que ha primado una escenografía cuya nota ha sido dada por el drama, y pasar a un clima de ritos republicanos, como dicen los medios, en que se oye a cada instante la canción nacional y una pompa ritual de transmisión de mando.

Es extraño pasar de las escenas de la tragedia del terremoto, con todo el dolor de los afectados, a ceremonias que involucran diversos jefes de estado.

Ojalá que esta sea la sima final de días oscuros para Chile y que se abran los horizontes para nuestro país. Esto permitirá dejar atrás, una vez más, nuestra tragedia, la de ser el país más sísmico del planeta.





SUBSECRETARIO DEL INTERIOR- PRIMER COMUNICADO



El Servicio Hidro Oceánico de la Armada - SHOA, levanta recién la Alerta de Tsunami en Chile continental.

PASADAS 4 HORAS DE LA VIOLENTA REPLICA, SIN INFORMACIONES ACTUALIZADAS DE LA ONEMI

Las emisoras de Radio y Tv se limitan a repetir lo mismo desde hace 3 horas.

Todos mas calmados porque apostamos que las desgracias se saben sí o sí.

DECLARADO ESTADO DE CATÁSTROFE EN LA REGIÓN DE O"HIGGINS Y SUSPENDIDO EL ALMUERZO CON DIGNATARIOS QUE CONCURRIERON AL CAMBIO DE MANDO

La violentas réplicas de hoy en la mañana , cuyo efecto aún no está claro a estas horas (la Directora de la Oficina nacional de emergencia- ONEMI ha renunciado debido a las críticas recibidas de parte del Gobierno que se instala), han sido motivo para que el nuevo Presidente de Chile declare estado de Catástrofe en la región de O"Higgins, cuya capital es Rancagua.

  • No sabemos si esto se justifica en informaciones reales que tenga el gobierno, o si es una medida preventiva, o una forma de mostrar acción en las primeras horas.
  • A estas horas aún se mantiene en el páis el alerta de Tsunami, lo cual es un tanto inusual.

Lo que sí está claro es que estando en el cargo la renunciada Directora de la Onemi, transcurridas estas horas (mas de 3), ya estaría el país plenamente informado.

Mi impresión es que el Gobierno, a estas horas, no tiene el manejo pleno de la situación, lo cual es compreensible porque nada ha sido normal en este cambio de mando. Sin embargo preocupa la poca familiaridad que, tanto el Presidente Piñera como su gabinete, tienen con la forma en que se manejan las instituciones gubernamentales. En momentos de crisis las reacciones informadas y oportunas son fundamentales.

SISMO EN SANTIAGO


El sismo de hace algunas horas, fue magnitud 6,9 (corregido) Richter en Rancagua y se sintió con Grado V de Mercalli, aquí en mi casa en Santiago, aunque no se detuvo mi reloj de péndulo (Ahora sé que mi reloj de péndulo SÍ se detuvo. Lo hiceron a andar de nuevo y no me avisaron).


Grado V Mercalli - Sacudida sentida casi por todo el mundo; muchos despiertan. Algunas piezas de vajilla, vidrios de ventanas, etcétera, se rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables . Se observan perturbaciones en los árboles, postes y otros objetos altos. Se detienen de relojes de péndulo.

En Santiago, en general, fue informado que se sintió una intensidad VI en la Escala de Mercalli.

QUE ES LA INTENSIDAD SÍSMICA

Qué es la Intensidad Sísmica ?

Es la violencia con que se siente un sismo en diversos puntos de la zona afectada. La medición se realiza observando los efectos o daños producidos por el temblor en las construcciones, objetos, terreno y el impacto que provoca en las personas.


Su valor depende de la distancia del epicentro, tipo de construcción, calidad del suelo o roca de la localidad y del lugar que ocupan las personas (por ejemplo, en un piso en altura u a nivel del suelo, etc.), Y SU GRADO DISMINUYE EN LA MEDIDA QUE SE ALEJA DEL EPICENTRO.

En la actualidad, para medir la intensidad, se emplea (desde el 9 de Julio de 1961) la Escala de Intensidades Modificada de Mercalli. Esta es una escala descriptiva de 12 grados. Los daños comienzan a partir del grado VI (seis).



Fuente: Dpto. de Geofísica de la Universidad de Chile y Comentarios

QUE ES LA MAGNITUD DE UN SISMO?


Es la energía real liberada en el foco o hipocentro del sismo. Se mide con instrumentos, es decir, es una valoración objetiva, instrumental, del sismo y se usa en este caso la escala de Richter, cuyos grados representan cantidades progresivamente multiplicadas de energía. Esta escala no tiene límite superior.

Los instrumentos adecuados : sismógrafos, acelerógrafos y otros, dondequiera que se ubiquen con respecto a la ubicación del sismo, registran el mismo rango de magnitud.

Puede decirse entonces, que un terremoto TIENE UNA SOLA MAGNITUD Y MUCHAS INTENSIDADES; estas últimas normalmente decrecen al alejarse del epicentro sísmico.


Se consideran sismos destructores, en general, aquellos que tienen una magnitud mayor que 6.5 (dependiendo de la calidad de la construcción y del suelo). Como información:

  • el terremoto del 27 de Febrero último, con epicentro en Cobquecura,tuvo una magnitud de 8,8
  • el terremoto del 3 de Marzo de 1985 en Santiago de Chile, tuvo una magnitud de 7.8
  • el terremoto de Valdivia del 22 de Mayo de 1960, fue de magnitud 9.5 y es el más grande que ha afectado a la humanidad, desde los años en que se introdujo la medición instrumental de los sismos, a fines del siglo pasado.

    Fuente: Dpto. de Geofísica de la Universidad de Chile

CONTINÚA LA FALTA DE COMUNICACIÓN

A estas horas no hay una comunicación fluída con las zonas afectadas en el terremoto del 27/03.

Informaciones preeliminares indican que en la Sexta Región, al lado de Santiago, se han producido derrumbes de casas ya afectadas por el terremoto del día 27.


A estas horas la gente que vive en las zonas de alerta se encuentran aún en los lugares altos, cerros, acometidas de pánico.

La alerta se mantiene, sin embargo dadas las características de la historia sísmica del país, parecería improbable la ocurrencia de un Tsunami.

ALERTA DE TSUNAMI- AHORA

Durante la ceremonia de transmisión del mando, hubo tres réplicas con elevados grados Ritcher, en Rancagua. El epicentro fue en Rancagua, aquí al lado de Santiago, y el centro NOAA de tsunamis de USA tiene un alerta de Tsunami, para Chile. Las réplicas fueron de 6,9 - 6,7 (corregidos) y 6 (esta última hace 45 minutos), magnitud Ritcher.

Mucho susto en la población aquí en Santiago.

No parece probable que se concrete un Tsunami. Sería demasiada tragedia.

El primero 6,9 en Magnitud Richter es liberación suficiente como para generar un Tsunami. La alerta fue dada y se está dando la evacuación de las poblaciones costeras desde La Serena, hasta la Región de los Ríos.



_____________________________________________________

Pareció muy surrealista ver esa ceremonia de cambio de mando mientras ya había sido dada el Alerta de Tsunami.

Me preguntaba justamente antes de la ceremonia si correspondía hacer esta, con el recuerdo presente del terremoto a través de las réplicas, con la presencia de tantos dignatarios de otros países.

Las comunicaciones se cortaron con el resto del país y en este momento aún no ha sido retirada la alerta.




EMOCIONANTE DESPEDIDA A BACHELET

En estos momentos se realizan las ceremonias de traspaso del mado de Michelle Bachelet a Sebastián Piñera.

La salida de Bachelet hacia Valparaíso, en donde se encuentra el Congreso chileno, lugar del traspaso de la banda presidencial, se vió retrasada por la multitud congregada en la Plaza de la Constitución, enfrente del Palacio de La Moneda, para despedir a la Presidenta. Bachelet, como siempre, se acercó a la muchedumbre a saludar personalmente, muy emocionada.



http://www.tvn.cl/servicios/senal/2009/



miércoles, 10 de marzo de 2010

LA NATURALEZA SÍSMICA DE CHILE Y NOSOTROS, LOS CHILENOS.

He salido poco estos días, pero cada vez que lo he hecho he palpado un ambiente de pesadumbre en todos mis connacionales. No queremos hablar del terremoto, hay una especie de rechazo, sin embargo fatalmente la conversación recae en él, como si no hubiera posibilidad de sustraerse al influjo del drama. Es como si un peso invisible hubiese caído sobre nuestras espaldas que nos hace agachar la cabeza sobre un peso de dolor no bien ecuacionado.

  • Hay una aflicción silenciosa,
  • Una emocionalidad herida de las personas,
  • Una sensación de impotencia callada, porque no se puede dialogar con la naturaleza,
  • Una toma de conciencia triste de que este es el destino de nuestro país. Destino que se repite cada 5 años con menor envergadura (estoy segura que el mundo no sabe que hubo un terremoto en Tocopilla hace aproximadamente 4 años), y cada 50 años con carácter de cataclismo como este 27 de febrero.

Todos pensamos, para nosotros mismos, que falta poco tiempo para que sea el turno del tercio norte de nuestro páis. Sabemos que habrá, sí o sí, un terremoto cón carácter de cataclismo en la zona norte, en un plazo que se acorta cada vez más. Hace aproximadamente 5 años que se sabe que esa zona está dentro del período fatal de la acumulación de presiones en la placa de Nazca, que es la que recorre Chile.

Los terremotos no pueden predecirse CUANDO ocurrirán, pero si se conocen los períodos en que hay una llamada "ventana sísmica" (tramo en que no ha habido una descarga de la tensión entre las placas). El norte del país está en uno de esos períodos y todos nosotros sabemos lo que esto significa.

COMIENZO DE NORMALIDAD

Ayer debió suspenderse el suministro de agua potable en la ciudad de Valparaíso y otras aledañas, por un período de 4 días para arreglar un acueducto que se rompió, producto del terremoto. Se organizó un suministro de emergencia en base a camiones aljibes situados en diversos puntos de la zona.

Esto da una idea de la magnitud del territorio alcanzado por el terremoto y sus réplicas.

Aún así, comienza a sentirse un aire de mayor normalidad. Los noticiarios aún despachan desde la zona de la tragedia pero las emisoras de TV comienzan a trasmitir sus programas de rutina. Para alivio de nosotros, la población en general, que no teníamos un respiro para poder adecuar nuestra cabeza a un entorno menos trágico.

martes, 9 de marzo de 2010

BOMBEROS DE CHILE- VOLUNTARIOS

El Cuerpo de Bomberos de Chile está constituído de voluntarios exclusivamente. Ninguno de ellos recibe cualquier sueldo o estipendio por su labor.

El Gobierno contribuye con el equipamiento de la institución.

Los voluntarios tienen una autorización, no escrita, para dejar sus trabajos y concurrir a participar en el control de incendios en las zonas que les corresponde.

Ha habido uno o dos intentos de bomberos para transformarlo en un cuerpo regular pagado. Los bomberos que han promovido la idea han sido EXPULSADOS DEL CUERPO.

PUNTOS A FAVOR

  • La SOLIDARIDAD de los chilenos
  • La SOLIDARIDAD de otros países
  • La actuación de Carabineros de Chile en el control y apoyo temprano a los habitantes damnificados.
  • La actuación del Cuerpo de Bomberos de Chile
  • La nueva cara del Ejército de Chile, que es la antigua, la de antes de 1973. La cara de una institución al servicio de los chilenos.
  • La recuperación, y/o devolución, de mas de USD 3.000.000 de productos saqueados.

PUNTOS EN CONTRA



  • La demora en mobilizar el Ejército hacia las áreas afectadas por los saqueos.
  • Los dichos del Ministro de Obras Públicas, Sergio Bittar, en el sentido de que Bachelet no podía dejar el gobierno con la imagen de un país con militares en las calles. Al diablo la imagen, lo que importa es el país.!
  • El tono inadecuado del comandante de la Fuerza Aérea de Chile-FACH, Ricardo Ortega, casi en tono de reprensión al gobierno. Olvida que él es subordinado al Gobierno de Chile. Reminiscencias del autoritarismo de las FF.AA.
  • Los saqueos. Al final de cuentas los chilenos no somos tan sobrios como querríamos vernos.
  • La pugna subterránea, pero a la vista de todos, entre Gobierno que sale y Gobierno que entra.
  • Los dichos de Rysselbergue, su falta de aplomo y cordura.
  • Las encuestas tendenciosas de algunos periódicos de derecha. (En realidad TODOS son de derecha).

EL TERREMOTO DESPLAZÓ CIUDADES HACIA EL OESTE


LA FUERZA DE LA MAGNITUD 8,8

Estudios realizados en la Ohio State University revelan que el Terremoto desplazó a Concepción 3,03m hacia el Oeste y a Santiago 28 cm en la misma dirección.

Los investigadores compararon las mediciones con GPS de alta precisión, ANTES Y DESPUÉS del terremoto.

Fuente: Diario El Mercurio 09/03/2010

9 HISTORIAS DE SOLIDARIDAD

VEA LAS FOTOS DE ESTOS CHILENOS EN :

http://www.lasegunda.com/detalle_impreso/index.asp?idnoticia=La_Segunda05032010Aexport_La_Segunda_ART_317241_PAG_116299

HEROES ANONIMOS: Nueve historias revelan el otro lado de la catástrofe

__________________________________________________

Cuando en los últimos días la atención ha estado centrada en la destrucción, las dificultades para repartir ayuda y los saqueos, "La Segunda" recogió nueve historias de "héroes anónimos" que surgieron a lo largo de las zonas afectadas por el terremoto. Algunos vivieron para contarlo, otros llevaron su arrojo hasta el límite y fallecieron mientras salvaban vidas. Muchos simplemente pusieron un grano de arena e hicieron algo por el prójimo en desgracia. Este es el testimonio del otro Chile.
Por Miguel Ortiz, Viviana Candia y Claudia Cento

_____________________________________________________


Cruzó su camión en autopista y aunque se venían los autos encima, siguió advirtiendo de enorme socavón.


Los camioneros protagonizaron varias historias de ayuda al prójimo a lo largo del país, advirtiendo a automovilistas de roturas de camino o caídas de puentes.

Gracias a uno de ellos se salvó de una peligrosa caída Daniel Gutiérrez, gerente de alimentos y bebidas del hotel Sheraton.

"Tuve un matrimonio hasta tarde ese viernes. Volví a mi casa (en Pudahuel) como una hora antes del terremoto, pero no había nadie porque todos se habían ido a quedar donde mi suegra. Comenzó a temblar, y mientras todo se movía "rajé" a Independencia a 160 ó 180 kilómetros por hora. Me fui por Américo Vespucio pensando que no habría problemas. No había casi nadie en la ruta. Adelante, como a un kilómetro y medio, veía la luz de un camión. Atrás, uno o dos autos muy lejos. Ya a la altura del aeropuerto (paso Lo Echevers), veo a lo lejos que el camión se para y se cruza para avisar que se había caído el paso. Tengo que haber frenado a cinco metros de él...".

La conversación fue corta y precisa, relata Gutiérrez. "El me dijo algo así como: "Oye, hue... No pasí, ta la cagá, se cayó el puente, se cayeron autos".

El "salvado" sólo dio las gracias, le dijo que tenía que ir a buscar a sus hijos y se marchó. Ya a esas alturas eran al menos tres los autos que habían frenado y que, al igual que él, se devolvían contra el tránsito.

"Era un hombre gordito, de un metro 75 más o menos, de unos 48-50 años... Él estaba muy preocupado porque se le venían varios autos encima, pero se quedó ahí, en medio de la polvareda, a un costado de su camión de conteiner, moviendo los brazos para todos lados".

Gutiérrez ahora sólo quiere agradecer en persona a ese hombre solidario, a quien le dirigió sólo tres palabras.

_________________________________________________________



A caballo y en calzoncillos, el "Bombero Loco" estuvo tres horas rescatando en Dichato

Su nombre es Altidoro Garrido Cartes, pero en Dichato todos lo conocen como el "Bombero Loco".

Vive en la zona alta del balneario junto a su mujer y su hija, Yolanda, con quien protagonizó el rescate de varias personas que estaban siendo amenazadas por el tsunami que arrasó con gran parte de las viviendas de esa localidad costera.

Altidoro estaba durmiendo cuando sintió el remezón del terremoto y, "por el instinto natural que tenemos los bomberos -trabajó como rescatista durante su juventud- salí en calzoncillos, monté al Tata (su caballo) y con un cordel bajé a hacer lo que podía".

Su hija salió corriendo detrás de él, porque conoce y le teme a la inusual osadía con que su padre actúa en situaciones de riesgo.

Al llegar a la cancha de fútbol, hasta donde había llegado el agua tras la primera marejada "me bajé del caballo, le pasé la cuerda a la Yoli para que la sujetara y me tiré al agua... pero el cordel se quedó corto, así que tuve que apechugar solo, a nado", cuenta el hombre.

Lo que vivió a continuación fue una serie de escenas que a Altidoro le cuesta recordar con precisión: "Vi a tres niños encerrados dentro un jeep, que me gritaban para que los ayudara a salir. Pero no pude porque pasó flotando una casa y un lanchón y me tuve que hacer a un lado. Lamentablemente no volví a verlos".

A quien sí pudo auxiliar fue a "una mujer con pinta de veraneante, gorda, que la tomé en brazos... Viva, flotando de espaldas, con un fierro enterrado en su ojo. Me costó sacarla. Pero pude, Dios fue grande para ella", relató.

Don Altidoro (68) estuvo cerca de tres horas rescatando personas desde las revueltas aguas de Dichato. En total logró sacar con vida a cuatro mujeres, todas veraneantes, un niño de apenas dos años y dos hombres, lugareños... Uno de ellos gran amigo de este héroe anónimo.

Cuerpos sin vida acumuló 8 sobre la vereda que conduce hasta su casa.

Garrido hoy trabaja recolectando leña y haciendo pan amasado junto a su familia: "Siempre uno puede hacer 'pololitos' para subsistir, pero sobrevivir es otra cosa, eso no depende de uno, sino del que está allá arriba", dice apuntando hacia el cielo.


_______________________________________________________

Peluquera de Curepto llevó a los cerros a 50 personas

Fresia Reyes (32) administra su propia peluquería, "Artelook", en Cauquenes, pero el día del terremoto con tsunami se encontraba en Curanipe. Pasaba la noche en casa de unos familiares, ubicada en la calle principal de esa caleta.

Conocedora del comportamiento del mar y sus mareas, intuyó que el fuerte remezón traería un maremoto. Junto a su pololo, Rodrigo, tomó el volante de su Kia Río y "me puse a subir hacia el cerro a todas las personas que arrancaban... En total salvé a unas cincuenta".

La particularidad de este rescate es que Fresia también subió a su vehículo a algunos perros "porque los considero parte de la familia, son importantes". Su gata Gandolfa, de hecho, se las ingenió para llegar sola hasta el campamento que improvisaron los sobrevivientes a dos kilómetros de la playa, en las faldas de los cerros.

"La que me da más satisfacción haber ayudado fue una señora discapacitada, vecina de donde estábamos. Por sus propios medios no habría podido", aseguró.

-¿Cómo fue que no atinó sólo a salvarse usted?

-Siempre he tenido ganas de ayudar. Yo sólo hice lo que pude. Una cosa es el susto y la desesperación y otra cosa es olvidarse del resto del mundo. Yo, por ejemplo, nunca había cargado sacos de harina de 20 kilos y en ese momento no me quedó otra que hacerlo. Uno saca fuerzas de no sé dónde.

-¿Cómo recuerda el momento del rescate?

-No sé. Lo que no me voy a poder sacar de la cabeza es el ruido rotundo, el golpe de las olas del tsunami que reventó y apagó el grito de muerte de las personas.

"Los héroes de Constitución" salvaron a 20 personas desde isla arrasada, y luego fueron arrastrados por el maremoto


_________________________________________________________

Entre 15 a 20 personas alcanzaron a salvar dos pescadores de Constitución, antes de dar su vida intentando rescatar a más víctimas que, tras el terremoto, quedaron varadas en una isla en medio del río Maule, mientras el tsunami se les venía encima.

Les advirtieron que no intentaran la tercera misión. Les dijeron que sería suicida, pero igual lo hicieron.

Finalmente, los cuerpos de Pedro Muñoz, "Santoro" (55), y Osvaldo Gómez, "El Negro" (37), fueron encontrados 12 km río arriba y hoy por las calles de la destruida ciudad comienzan a ser conocidos como "los héroes de Constitución".

Les apasionaba rescatar

Hoy las familias de ambos están de luto, pero orgullosas de que murieron haciendo lo que les gustaba: rescatar a personas en desgracia, tanto en el mar como en incendios.

La hermana de Pedro Muñoz, Mercedes, revela que él, en cada semana maulina, instalaba un quiosco en "la isla de Cancún", como llaman al lugar los locales.

"El estaba allá con su señora, la Tabita, y con los hijos de ella, cuando todo empezó... la sacó y volvió por más personas, por más familiares y amigos", relata.

Fue exitoso las dos veces, mientras que el resto de los pescadores sólo realizó un viaje y luego sacaron los motores de sus botes para salvarlos y arrancar a lo alto con sus familias.

Si se disponía a hacer lo mismo que sus colegas, nadie lo sabe, pues, llegando de la segunda misión, intervino su amigo, Osvaldo Gómez, "El Negro" (37), quien le gritó "¡vamos a buscarlos!", según revela el padre de este último, Luis Gómez,

¿A quién irían a buscar? "A Juaniquillo, a la Fanny, al Rola... y a los que pudieran salvar", agrega.

Pero entonces ya habían pasados dos olas gigantes por el río y "mi compadre Gabriel Muñoz les pidió que no fueran para allá, porque venía otra ola más alta: ¡Es un tsunami!", les advirtió.

Pero El Negro corrió y las últimas palabras que dejó fueron: "Vamos y volvemos al tiro".

El río se movía extraño, se arremolinaba e incluso testigos, como la señora Cristina Valdés, dan fe de que a ratos casi se secaba y luego entraba una enorme masa de agua. En esas condiciones Muñoz y Gómez emprendieron el último rescate de su existencia.

Lo identificaron por implante de platino

Pedro Muñoz nació y se crió a orillas del río Maule y prefirió no terminar la educación media para dedicarse por completo al mar. Era dueño del bote "Perla del Maule".

Su sobrina, María Pereira, recuerda que cuando joven tuvo un accidente en el matadero, que le costó un ojo y hubo que ponerle un implante de platino en la cara, el que finalmente ayudó a la identificación de su cuerpo.

Tenía siete hermanos. Y entre todos destacaba por ser un excelente nadador. Bueno para la broma, incluso llegó a vestirse de novia para entretener a su familia, mientras otro de sus hermanos hacía de novio. "¡Ay, que leseábamos!", exclama su sobrina.

Hombre profundamente religioso, gustaba de llevar a San Pedro en el hombro y viajar a ciudades de peregrinación, como el Santuario de Santa Teresa, en Los Andes. Pero a pesar de ello, su hermana nunca pensó que "iba a tener ese coraje, sabiendo lo que se le venía encima".

Hoy ninguno de sus familiares duda que se habría arriesgado a todos los rescate posibles, hasta haber terminado con su vida.

Su gran pasión (el mar) la heredó de su padre, quien llevaba faluchos (cargueros a vela) hasta Perú.

Su otro gran gusto era dirigenciar el club Unión Atlético de Constitución. "Era como sacarle la madre cuando hablaban en contra del equipo", señala su sobrino político, Julio Fuentes, quien también revela que todos los años cruzaban a la hoy fatídica isla cerca de 40 familiares, pero que esta vez, por recibir a un tío, que no venía desde hace 20 años desde Arica, no realizaron el tradicional paseo familiar.

El Negro era arquero, igual que su padre

Osvaldo Gómez, El Negro, también creció casi a orillas del río Maule y estuvo tentado a estudiar Ingeniería Naval, pero prefirió seguir junto a su familia y el dinero rápido que le brindaba la temporada de albacora.

Estaba separado y por ello volvió a la casa paterna, donde le recordaba a su papá, mostrándole los bolsillos llenos. "¿Ve, papi?, esta es la recompensa por no haber ido a estudiar".

"Pero el mar da y quita", se lamenta su progenitor.

También, como él, era fanático del Club Unión Atlético y ambos eran arqueros en categorías distintas. Por eso hoy don Luis se enorgullece de mostrar esa foto, junto a su hijo vestido con los colores de su club.


____________________________________________________________

Paramédico sigue auxiliando después de perder a su esposa e hija

Impactado por el solo hecho de que el estudiante de técnico en enfermería Luis Gatica siga de pie, ayudando a los albergados de la tragedia de Constitución, se encuentra el personal médico que auxilia a los más desvalidos de la comunidad.

El terremoto lo sorprendió junto a su mujer y su hija disfrutando de la semana maulina.

Fue entonces que las olas del gigantesco tsunami lo arrastraron en medio de la oscuridad de la noche.

Como pudo sujetó a su esposa y a su pequeña hija, intentando salvar sus vidas, pero la fuerza de las aguas y el cansancio pudieron más y ambas les fueron arrancadas de las manos.

No las volvió a ver.

Se aferró a botellas plásticas y un tronco para mantenerse a flote.

Hoy, sin familia, trabaja sin desfallecer atendiendo a conocidos y a desconocidos en el albergue habilitado en la Escuela de Chacarillas, lugar al que fueron trasladados ancianos y personas sin casas desde la Escuela 5.

En ese último lugar, Gatica y su equipo volvieron a ver más muertes: las de ancianos "con enfermedades terminales", que no resistieron la conmoción.

Siempre he ayudado así a la gente

Esta mañana, Gatica continuaba distribuyendo medicamentos, mientras recibía saludos y abrazos de sus compañeros de labores. Con ojeras de proporciones, reconoce que "todavía no sé de dónde saco las fuerzas para seguir desarrollando esta labor. No es algo de lo que quiera hablar".

-Todos se preguntan cómo puede seguir adelante, con ese tremendo dolor...

-De verdad que no lo sé, pero supongo que es por la voluntad, por la sobrevivencia del ser humano. Tal vez sea porque estudio técnico en enfermería.

-¿Siempre ha ayudado así a las personas?

-Sí, tengo una trayectoria en eso, porque también soy bombero y los bomberos pagamos por servir, pagamos por ayudar a la gente, eso es lo que queremos hacer y eso es lo que quiero continuar haciendo en este lugar.


_________________________________________________________

Sacerdote perdió a su madre, su casa e iglesia, pero sigue ayudando a la comunidad

"No hay que echarle la culpa a Dios... lo del terremoto no es un castigo. Aquí en Curepto lo vemos así y tenemos la esperanza de levantarnos pronto".

Así es el espíritu del párroco de "Nuestra Señora del Rosario" de Curepto, Carlos Letelier, quien, pese a experimentar el sismo en una de las zonas más devastadas y perder a su madre, sigue atareado ayudando a su comunidad y haciendo misa.

Oriundo de la misma localidad, la noche anterior pasó como siempre lo hacía por la casa de su madre ubicada a unas cuadras de la suya. "Hasta mañana mamita...", fue lo último que le dijo a su progenitora de 82 años, quien horas más tarde pereció aplastada por las murallas de su casa.

"Fue una sensación de tristeza tan grande, de dolor...", reconoce este religioso que fue ordenado justo hace 14 años y que hace tres se hizo cargo de la parroquia del mismo pueblo que lo vio nacer.

A pocos minutos de ocurrido el terremoto, lo primero que hizo fue correr a la casa de su mamá. Pero constatar su muerte fue sólo el comienzo de su propio vía crucis. Porque también se derrumbaron su casa y la parroquia, tal como el 75% de las construcciones del pueblo.

Entre penumbras y la luna llena poco a poco fue dándose cuenta de lo que pasó: "Fue ver catástrofe, con la caída de las murallas, de la iglesia y luego encontrarse con un pueblo que se había venido a tierra".

Inmediatamente participó en las tareas de rescate y en la tarde se instaló en la plaza del pueblo a hacer la misa, como todos los sábados. Lo que repitió a partir de allí tanto para dar apoyo espiritual a la población como para despedir a su madre y, el lunes, a una niñita que también murió en la tragedia.

"Tenemos la esperanza de ponernos de pie. Nuestro ánimo es seguir adelante, caminando juntos y fortalecernos con la ayuda de Dios", plantea.

Para eso pide que la gente ayude al pueblo, especialmente en materia de techos y mediaguas: "Las grandes necesidades son materiales de construcción, zinc, mediaguas y nylon por si viene alguna lluvia. Porque es la vivienda la que se cayó".

Evita hablar mucho de su pena personal. "Ya habrá tiempo para llorar", dice, con voz entera.

_____________________________________________________________

Piloto aterrizó en Viña y contrató cuatro buses: logró dejar a sus 121 pasajeros en Santiago

A más de 30 mil pies de altitud y sobrevolando tierras argentinas, un grupo de 121 turistas chilenos se enteró del terremoto.

Habían embarcado en Florianópolis (Brasil), donde habían pasado sus vacaciones y ahora se preparaban a reiniciar sus actividades normales.

Debían llegar a Pudahuel poco antes de las 5 de la mañana, y lo hicieron a la hora fijada, pero en Viña del Mar.

Fue el único avión de pasajeros que pudo aterrizar a poco de ocurrido el terremoto. El resto fue desviado a pistas de otras ciudades.

Sobrevolaban Córdoba, cuando desde la torre de control les preguntaron si sabían que el aeropuerto de Santiago estaba cerrado.

"¿Algún problema operativo o meteorológico?", preguntó el capitán del vuelo 4338 de Skyairlines, que traía 127 personas, entre pasajeros y tripulantes.

"No. Hubo terremoto en Santiago", respondió la operadora.

La información impresionó al piloto, pero para no causar pánico avisó a los pasajeros que "había habido un sismo y que el aeropuerto estaba cerrado".

Cuando iba llegando a Mendoza le confirman que Viña del Mar (Torquemada) estaba operativo y decidió volver al país por esa vía.

Fue el único que a pocas horas del cataclismo pudo hacerlo en la zona afectada.

En plena oscuridad, esperaron a los funcionarios de Policía Internacional, del SAG y de Aduanas (que habían sido alertados previamente) para que hicieran el chequeo habitual.

Recién en tierra, el capitán optó por contar la verdadera magnitud de lo ocurrido. Y en segundos todos ya estaba con sus propios celulares llamando a sus familias.

Cada pasajero tuvo que bajar del avión y salir a reconocer su maleta y luego ver cómo podían llegar a la capital.

Pese a la emergencia del país, el capitán del vuelo decidió cumplir su misión fuere como fuere: es decir, dejar a los pasajeros en Santiago. De modo que salió y contrató cuatro buses que cumplieron la última etapa que el sismo le había impedido realizar. Su viaje al final concluyó a las 13 horas.

A pesar de la demora, la acción del capitán sacó aplausos entre los pasajeros que celebraron no haber sido uno de los 1.700 turistas chilenos que quedaron varados en Brasil y que recién pudieron volver al país a mediados de semana.


_____________________________________________________________



Surfistas agradecen a su fallecida compañera Alicia Briones

Esta historia es singular, porque no se trata de alguien que alertó o ayudó a otro para salvar vidas. Es la historia de lo que vivieron los surfistas de Pichilemu, muchos de los cuales piensan que salvaron ilesos del tsunami gracias a Alicia Briones Marasovic (33), la hija del empresario Hernán Briones, que había fallecido el día anterior cuando su camioneta se desbarrancó en la comuna de Navidad.

Es que el viernes 26 la mayoría de los surfistas -80%, según los cálculos de ChileSurf- estaba en Santiago para asistir a la misa en su memoria, y casi todos se quedaron para concurrir al funeral, que se realizó el sábado.

Gracias a eso, se salvaron de pasar el terremoto (y el posterior tsunami) en la zona costera de la VI Región, donde se congregan para la práctica de su disciplina.

"La Alicia salvó a mucha gente... esta es una comunidad muy unida, y nos unimos ese día en torno a ella", contó Cristián Acevedo, conocido como "Macha", dueño de la tienda de surf Los Morros.

Y como ella era, dicen sus amigos, "muy buena persona, siempre preocupada de los demás y prestando apoyo a quien lo necesitara", están seguros de que Alicia estaría en primera fila en la campaña que los surfistas están organizando para ir en ayuda de las localidades que los acogen: Pichilemu, Puertecillo, Cáhuil, Curanipe y Pelluhue.


_____________________________________________________________

"¡Arranquen a los cerros!", gritó un carabinero en Iloca... no hubo víctimas fatales

Su fama llegó ya hasta Curicó, donde las versiones llegan a decir que con el agua a la cintura siguió alertando a los habitantes de Iloca (VII Región) para que escaparan a los cerros apenas producido el terremoto.

No fue tan así, pero el sargento segundo de Carabineros Moisés Arturo Molina Soto sí salvó muchas vidas gracias a su iniciativa. Estaba patrullando en el balneario y luego del sismo vio primero que el mar "estaba extrañamente calmo... Pero de repente, como a los 5 o 10 minutos, el oleaje empezó a golpear más fuerte en la costa. Cada vez más fuerte, con más frecuencia y más adelante", detalla.

Por eso, y sin una instrucción especial, tomó la decisión de advertirle a la gente que se fuera hacia los sectores altos. Ni un megáfono tenía. "Fue a viva voz, no más. Les decíamos "¡arranquen a los cerros!", y la gente nos escuchó. Ellos mismos iban advirtiendo al resto de la gente y logré comunicarme con otros funcionarios y les pedía que hicieran lo mismo en otros sectores". Gracias a esto, dice, pese a la devastación causada por el terremoto y por el tsunami, Iloca no registra víctimas fatales. Al menos por ahora. "Eso ayudó a que la gente se resguardara. Y esa es la tranquilidad que me queda, que no haya habido desgracias personales. Gracias a Dios se tomo la decisión adecuada en el momento correcto", reflexiona.

En Iloca es considerado un héroe. Muchas personas dicen que sólo por la advertencia del carabinero -porque no se escuchó ninguna otra alerta- pudieron escapar con vida.


Términos y Condiciones de la información © Empresas El Mercurio S.A.P., editor del diario La Segunda.

lunes, 8 de marzo de 2010

BÚSQUEDA DE PERSONAS




http://www.tconnections.net/chile/






CORTES Y BY PASS EN LA CARRETERA 5 SUR





http://maps.google.com/maps/ms?ie=UTF&msa=0&msid=113716870702282583875.000480af8bc480bc2b82c


EL OBJETIVO HOY

  • Continuar entregando las raciones de alimentos, agua y productos de higiene.
  • Se avecinan las lluvias. Entregar Carpas para proteger de la lluvia a los que quedaron sin casa.
  • Distribuir frazadas (cobertores), para ayudar a soportar el frío que se avecina.
  • Seguir vacunando la población contra la Hepatitis y el tétano.
  • Continuar las caravanas de camiones para entregar viviendas de emergencias prefabricadas.

70 REPLICAS EN LAS PRIMERAS 17 HORAS POST TERREMOTO




Vea aquí la simulación, del terremoto y sus réplicas en el territorio chileno

  • Registro de 16 Horas y 45 minutos de acitividad sísmica en la zona afectada.
  • 70 Réplicas del terremoto.
  • Arriba, a la derecha, va apareciendo la hora en que ocurrió el terremoto y las Réplicas.
  • En la simulación aparece la magnitud Richter.
  • OBSERVACIÓN: A partir el 5,5 de magnitud Ritcher, se considera que es terremoto. La magnitud 5,5 es equivalente a la detonación de 80 mil toneladas de TNT.

  1. Hacer Click en "Comenzar"
  2. Para ver las réplicas y su magnitud, en tierra y en el mar, hacer Click en "Avanzar", arriba a la derecha.

ESCUPIR PARA EL CIELO



Hace días que me persigue una pesadilla. El terremoto ocurre el 12 de Marzo de 2010. Pienso que compartimos pesadilla con el nuevo Presidente a quien deseo lo mejor en términos de la gestión de la catástrofe y del país.

  • El Presidente que asumirá el jueves 11 de marzo próximo, Sebastián Piñera, atacó, antes del terremoto, a los funcionarios públicos de la Concertación. Irónicamente dijo que deberían aprender a levantarse temprano y trabajar.
  • En los primeros días del terremoto insinuó críticas sobre "falta de liderazgo", "rapidéz de reacción".
  • La futura Intendente de la región del Bío-Bío, Jacqueline Von Rysselbergue, una mujer - UDI - con el perfil de los duros de la derecha chilena, se despachó con críticas a la Concertación en plena crisis, dos días después del cataclismo.
  • Creo que comenzamos a "caer en la real", respecto de lo que habría ocurrido si el terremoto se atrasa algunos días y encuentra a las nuevas autoridades recien emposadas. El Presidente electo Sebastián Piñera solicitó a la Concertación que sean mantenidos los Gobernadores y Secretarios Regionales Ministeriales - SEREMIS, en la zona de la catástrofe.

Infelízmente, al parecer, las actuales autoridades Concertacionistas de la región del Bío-Bío no están dispuestos a servir bajo las órdenes de una mujer de derecha, autoritaria, ambiciosa, conocida por sus descalificaciones absolutamente parciales de todo lo hecho por los gobiernos de la Concertación, y de personalidad definida por algunos como histérica.

DILEMA

  • Ayudar al gobierno de Piñera, en una actitud de solidaridad ciudadana, que es lo que corresponde hacer puesto que los mandos designados por el Gobierno de S. Piñera no tienen familiaridad con las instituciones del Estado?
  • O ...tener una actitud mezquina, correr a perderse (en el caso de Rysselbergue habrá problemas sí o sí...), y hacer ver a Rysselbergue que "OTRA COSA ES CON GUITARRA"?

domingo, 7 de marzo de 2010

AFC - SEGURO PAÍS CONTRA CATÁSTROFES

En Chile habrá otro terremoto en pocos años más, y después habrá otro en 10 años más, y después otros.

Ha llegado la hora de pensar en que el país debe crear una ADMINISTRADORA DE FONDOS PARA CATÁSTROFES-AFC.

No hay en el mundo aseguradora que venda un seguro contra terremotos a ningún país con el nivel de riesgo del nuestro. Deberemos ser nosotros los chilenos los que vayamos construyendo nuestro propio seguro.

Chile tiene el 2% del presupuesto que constitucionalmente puede utilizar para catástrofes. Pero este fondo es una gota de agua ante un terremoto.

Si comenzamos ahora a crear un fondo acumulativo destinado a estos fines, en un horizonte de 20 o mas años podríamos conseguir enfrentar los cataclismos que cíclicamente afectan a nuestro país, con la seguridad de que están los fondos para la reconstrucción.

PARA QUIEN LEE ESTE BLOG Y NO ES CHILENO....




  • Chile tiene aproximadamente 17.000.000 de habitantes. El terremoto afectó a una zona que congrega mas o menos a 13.000.000 de personas y dejó un aproximado de 2.000.000 de habitantes damnificados.
  • La zona afectada equivale a proximadamente 1/3 del territorio continental.
  • Se considera que hay aproximadamente 500.000 viviendas destruídas y 1.000.000 con daños de consideración.
  • El terremoto del 27 de Febrero liberó 178 veces más energía que el reciente terremoto de Haiti.
  • El Producto Interno Bruto per cápita de Chile, es de USD 14.461 en el año 2009

EL ESFUERZO HOY

  • Terminar de rescatar e identificar cadáveres
  • Continuar llevando a la zona ayuda. Principalmente carpas, frazadas, elemnetos de higiene y alimentación. Comienza a llover es esta tarde en Concepción.
  • Trasladar los paneles necesarios para instalar las viviendas de emergencia. El invierno está ahí.
  • Habilitar la infraestructura vial para conectar el país. La carretera tiene tramos destruídos.

RESUELTOS CONECTIVIDAD DEL PAIS , AGUA Y ELECTRICIDAD EN CASI 100%




El país a esta altura funciona con sus servicios casi al 100% en la Zona de catástrofe.

VENTAJA DE UN PAÍS PEQUEÑO- EFICACIA DE LA VIGILANCIA CIUDADANA

Siempre he dicho, cuando elogian la organización y tranquilidad que caracteriza a Chile que esto es, en parte, por el hecho de ser un país pequeño. Aquí hay mayor facilidad de fiscalización. Aquí es mucho más fácil llegar al autor de cualquier comportamiento, de lo que sería en países de estructura continental, como Brasil, USA o incluso Argentina. Aquí los delincuentes pueden correr para esconderse, pero no lo suficientemente lejos como para que algún chileno, con espíritu investigador, comience a preguntarse que es lo que pasa a su alrededor.

Tratándose de hechos públicos el resultado es incluso mas alentador. La población en sí, pasa rápidamente información que finalmente llegan a los oídos de quien corresponde.

Es lo que ocurrió con los autores del saqueo en Concepción. Bastó seguir la huella de la observación de los vecinos, que con la mirada memorizaron la ruta de las camionetas, y vehículos 4x4, que pasaban frente a su vista cargados con productos embalados, para que la policía reconstruyera la trayectoria del saqueo y determinara el allanamiento de dos poblaciones en donde encontró, aún en sus embalajes originales, parte importante de los productos robados.

Otros llamaron a la autoridad para denunciar flamantes vendedores de comestibles, a precio muy conveniente, que circulaban desvergonzadamente por algunas calles vendiendo el pillaje de los supermercados e, incluso, la ayuda en alimentos que ha estado haciendo llegar el gobierno..

VENTAJAS DE SER UN PAÍS PEQUEÑO...

SOLIDARIDAD CREATIVA

  • En Curicó un muchacho joven, inmeditamente después del terremoto pensó en que debía ayudar. Convocó a sus amigos y recorrieron el vecindario recolectando dinero. Juntaron, según ellos mismos relatan, una cantidad importante. Consiguieron una camioneta, compraron salchichas para Hot Dog, ketchup y mayonesa envasada y se dirigieron a uno de los pueblos de la Zonas del Maule devastados por el Tsunami y donde es mas diffícil que llegue de inmediato la ayuda. Allí se instalaron a regalar sus Hotdogs, a filas de agradecidos moradores. Repitieron la acción en otros pueblos hasta que se les agotó el dinero. Estaban felices.
  • Los motoqueros se instalaron en una plaza de santiago y comenzaron a ofrecer paseos en motos a los niños por $ 500.- (USD 1), lo recolectado se entregó para ayuda.
  • El Club Aéreo, con sede en el aeródromo de Tobalaba - particulares dueños de avionetas - se pusieron a disposición del gobierno. El gobierno al parecer les reembolsará el combustible (el pilotaje y la mantención de las aeronaves corre por cuenta de ellos). Han jugado un papel importantísimo desde los primeros días, puesto que han podido aterrizar en pequeñas localidades llevando cientos de toneladas de alimentos y agua a estos lugares. Los habitantes también ayudaron a hacer más eficiente la ayuda. Con restos del tsunami escriben grandes letras identificando la ayuda que precisan "AYUDA- HARINA - LECHE"- "AQUÍ AGUA - PAÑALES", leeen los pilotos de los pequeños aeroplanos y les permite retornar con lo que realmente necesitan y no perder tiempo.
  • Los supermercados tenían en su entrada pequeñas bolsas con una "cesta básica de ayuda" para que quien quisiera cooperar no tuviera que escoger o pensar en los necesario.
  • La Municipalidad de Peñalolén, dividió el tipo de ayuda a entregar, según la Junta de vecinos, para así poder ser mas eficientes. A mi barrio, la Comunidad Ecológica, le correspondió Harina, Levadura y Azúcar.

PUNTOS EN CONTRA

  • Aprovechamiento de la prensa de derecha. El Mercurio hoy publica una encuesta tendenciosa, en la cual ofrece apenas 2 alternativas. El gobierno lo hizo MUY BIEN, el Gobierno lo ha hecho MUY MAL. En cataclismos no existen respuestas maniqueístas para lo que allí se vive. Cual chileno, bajo el influjo de las tragedias personales que se viven y ven 24 horas seguidas por la TV, podría dejar de lado su emocionalidad y decir objetivamente que la ayuda del Gobierno fue rápida y eficiente o lenta e ineficiente?.
  • Comienzan a activarse la campaña para desprestigiar el actuar de Bachelet.

PUNTOS A FAVOR

  • La carreteras concesionadas ya se están reconstruyendo o arreglando, por cuenta de las Empresas Concesionarias. Estas, tienen seguros contratados y el costo será de aproximadamente USD 150.000.000- Estos arreglos no significarán un aumento del valor de los peajes. Desde Santiago a Chillán en este momento no se cobra peaje debido que, de acuerdo a sus contratos "no pueden hacerlo mientras no se preste un servicio de calidad cien por ciento".
  • La Teletón que duró 24 horas y que pretendía recaudar USD 30.000.000, tuvo gran eco en la población, se recaudó el doble, USD 60.000.000, entre aportes de las personas y de las empresas.
  • Los empresarios, hasta donde se puede ver, estan asumiendo su responsabilidad social-RS. Celulosa Arauco donó 2 fábricas de casas de emergencia para ser instaladas en Constitución y Arauco. Esto será un complemento para el Programa de Entrega de Viviendas de Emergencia que es donde estan destinados los fondos de la Teletón. Los aportes de las empresas en la Teletón, bordearon cifras en torno de una media de USD 2.000.000, por empresa, según lo que me parece a simple vista. Este es un país chico, de forma que estos son aportes sustanciales. Una de las cadenas de farmacias mas importantes comenzó a distribuir medicamentos gratis en la ciudad de Constitución. Leonardo Farkas, un empresario millonario (de los pocos que hay en Chile que gustan ostentar su riqueza), no esperó la Teletón, él mismo, hace tres días, fletó 27 camiones con ayuda y los trasladó a la zona afectada. Las cadenas de supermercados, a pesar de haber sido saqueadas repusieron en días la atención en la zona, sin aumentar los precios.
  • Hay un inicio de tregua entre el nuevo gobierno de Piñera y la Concertación. Rostros mas relajados, hasta sonrisas al final de la reunión de ayer con lo presidentes de Partidos de la Concertación.
  • La vigilancia ciudadana. Los vecinos de las zonas de desastre, repudiando los actos de saqueo, han entregado a las autoridades la información necesaria para identificar los saqueadores que desataron la anarquía y el miedo en los primeros días post terremoto. Durante el toque de queda, la policía y efectivos del ejército han concurrido a los domicilios de los saqueadores para allanar los mismos, encontrando allí parte de los productos robados. Se recuperaron productos euivalentes a 25 camiones. Plasmas, lavadoras, muebles y otros fueron recuperados, y los culpables puestos a disposición de la fiscalía correspondiente para que sufran castigo ejemplar. Los mismos saqueadores, una vez divulgada la noticia han concurrido avergonzados a Comisarías para devolver el saqueo o han dejado los productos, aún dentro de sus embalajes, en plazas para que sean rehabidos por la autoridad.

sábado, 6 de marzo de 2010

2 MINUTOS DE HORROR - COMO VIVI EL TERREMOTO EN SANTIAGO DE CHILE

(Republicado)


Cuando hay un TEMBLOR de tierra, los que vivimos en lugares sísmicos como Chile, Japón, California etc., reaccionamos con diferentes dosis de pavor. Hay algunos que pierden la racionalidad frente al miedo. Hay otros como yo, y los chilenos en general, que hemos aprendido que en presencia de un temblor debemos contener nuestro instinto y emoción y debemos actuar aplicando normas racionales. Sabemos como actuar ante una emergencia de este tipo. Repito: sabemos como actuar EN PRESENCIA DE UN TEMBLOR. He pasado miles de temblores durante mi vida y, algunos terremotos. En un temblor, no entro en pánico. Normalmente me quedo quieta en el mismo lugar en que estoy, teniendo el control sobre la situación. Los que no tienen experiencia, y se encuentran aquí de paso, corren en pánico hacia cualquier lugar. Es natural. Un temblor, para un neófito, es una experiencia en que la razón cuenta muy poco, es puro terror e instinto de supervivencia. Para quien está acostumbrado... puede ser apenas una sensación de alerta.

Sin embargo cuando hay un TERREMOTO, todos reaccionamos de igual forma. La irracionalidad nos domina y nuestro instinto animal activa un chip de terror en nuestro cerebro que nos grita: corre, corre, aléjate del peligro, sin que siquiera lo pensemos. De manera animal, intuitiva, corremos hacia espacios abiertos, hacia lugares en que tengas una visión del cielo. Es pura adrenalina e instinto. En ese sentido las piernas y el estado físico corre a favor o en contra tuya. Por eso tiende a aumentar proporcionalmente, en estos casos, el número de muertos o heridos entre niños y ancianos.

Un TERREMOTO es una experiencia de pánico total. Tu mente, durante los segundos o minutos en que dura el evento, no consigue funcionar. En ese momento estás igualado a cualquier animal irracional y actúas solo desde el instinto. Es muy difícil conseguir centrar el pensamiento en algo lógico, excepto si tienes a álguien a tu cargo. Alguien como un hijo, un padre inválido, un ser enfermo que sea muy cercano.

Un temblor o terremoto en general no dura más de algunos segundos. A veces, si es muy largo como hoy, dos o tres minutos. Este breve lapso de tiempo es suficiente para devastar amplias regiones.

Si uno consigue salir con pocas consecuencias del hecho en sí, viene la preocupación por terceros: parientes, amigos, conocidos. Luego a seguir la etapa de resolver los problemas domésticos. Como proveer luz, agua, alimentación, comunicaciones, reparar o reconstruir, etc.

Mi experiencia de hoy fue un shock total debido a que me encontraba, en el momento, sola en la casa con mi madre semiinvalida, puesto que quien la cuida estaba de vacaciones.

Desperté a las 03:33h de la madrugada de hoy con lo que pensé sería un simple temblor. Dormía en el cuarto de mi madre, en una cama al lado de ella. De repente comenzó un temblor (los ruidos subterráneos y los movimientos que acompañan los temblores en general, hasta digamos unos 7 u 8 grados en la Escala de Mercalli, son de poca magnitud y a veces pueden llegar a ser casi imperceptibles). En cuestión de un par de segundos mi cuerpo todo se tensó en un alerta expectante. Todos mis sentidos, desde lo más hondo de mi instinto, me hicieron saber que esto era diferente. Aún así me quedé inmóvil un par de segundos más. Segundos suficientes para que se me erizara el cabello en la nuca al mismo tiempo que encendía la luz, saltaba de la cama, me abalanzaba sobre la cama de mi madre que dormía y levantaba sus cubiertas para intentar cargarla en brazos para retirarla de allí. Todo simultáneamente, con una carga increíble de adrenalina. Junto con ello tomaba conciencia, con horrror, de que me encontraba sola con mi madre en la casa, y que no tendría las fuerzas ni el tiempo necesario (los segundos necesarios) para cargarla hacia un lugar seguro fuera de la casa. Tomé a mi madre e intenté cargarla, en lo cual fracasé, ella aún no salía del sopor del sueño. Comencé a arrastrarla, ambas descalzas, hacia la puerta del cuarto intentando llevarla hacia afuera de la casa mientras el movimiento de la tierra bajo mis pies y los ruidos subterráneos se hacían cada vez mas pavorosos. A un metro de la cama, mientras yo arrastraba el cuerpo inerte de mi madre, se cortó la energía eléctrica y tuve que seguir en la oscuridad. La violencia de las sacudidas, me impedía avanzar, y el ruido ensordecedor de la tierra y objetos de vidrio, que en varios lugares de la casa caían al suelo y se quebraban, aumentó mi pavor y conciencia de que esto era un terremoto y me asaltó la convicción de que la casa debería estar cayendo encima de nosotras. Mientras lo hacía, el suelo bajo mis pies se sacudía en tirones que me hacían perder el equilibrio lanzándome al piso, y los ruidos subterráneos se hacían más aterradores. Tomaron un ritmo asustador, firme, como si aquello fuese a durar para siempre. Ya no eran diez o quince segundos, que ya es mucho cuando se trata de un temblor, hacía más de un minuto que ocurría el fenómeno y no paraba. Mi impresión era que en el suelo, bajo mis pies, una locomotora subterránea se abría paso hacia la superficie a una velocidad de miedo, o que una manada de caballos salvajes corría ahí, a no mas de cinco centímetros de donde nosotras nos movíamos, estremeciendo la tierra. Era como si mi casa fuera una lavadora gigantesca que me impulsaba violentamente en un sentido y luego en uno contrario, pero con un ritmo acelerado y un ruido en que crujían los muros, se sacudían los vidrios de las ventanas y se oía un ruido sordo que venía desde adentro de la tierra. Recuerdo que demoré casi un minuto en arrastrara a mi madre una distancia de aproximadamente tres metros. Me caía a cada instante con las sacudidas en ondas que venían desde la tierra. Durante una milésima de segundo de reflexión pensé con estupor “el epicentro debe ser aquí, la ciudad entera está cayendo”. Conseguí llegar a la puerta del cuarto pero allí mi madre, ya despierta, se aterrorizó en la oscuridad sin entender lo que ocurría y dejó su cuerpo caer al suelo. Intenté continuar, pero se me hizo imposible seguir arrastrándola. Las sacudidas eran de tal violencia que me lanzaban al suelo una y otra vez. Tuve tiempo de pensar, “los muros van a a caer encima de nosotras”, puesto que desde allí no conseguía mover a mi madre que estaba tendida en el suelo. En la semioscuridad - había luna llena pero las cortinas de las ventanas, que son oscuras para proteger el sueño de mi madre, mantenían oscuro el ambiente - percibí alrededor de seis almohadas que se utilizaban durante el día para acomodar a mi madre en la cama. Como pude lancé las almohadas al suelo y luego tiré encima a mi madre, colocando otras encima de su cuerpo para protegerla ( oh ingenuidad), de la posible caída de un muro. Alcancé también a pensar con consuelo - “ mi casa está hecha con estructuras firmes antisísmicas”, y ahí... cesó todo abruptamente. Habían transcurrido un poco más de dos minutos. En la oscuridad, aturdida por el miedo, me dirigí a la puerta para gritar por ayuda a la casa vecina, de mi hermana. Mi cuerpo temblaba de tal forma por el terror de la experiencia recién pasada y el pánico de que todo recomenzara - lo cual no era improbable - que no conseguía poner la llave en la puerta. Una y otra vez lo intenté mientras percibía que mi hermana me hablaba desde afuera. Mis manos temblaban por el esfuerzo , la adrenalina y el miedo. Al cabo de minutos conseguí abrir…

Entre mi hermana y yo asistimos a mi madre, sin embargo ambas estábamos en estado de estupor, no conseguíamos levantarla y nos demoramos aún algunos minutos antes de atinar a actuar de una forma lógica.

Mi casa resistió sin secuelas el terremoto. Mi madre a los treinta minutos dormía plácidamente ignorando las “réplicas” que se sucedían cada quince o veinte minutos pero, que aún siendo peligrosas, me parecían juego de niños ante lo que acababa de experimentar